martes, 12 de diciembre de 2017

La década del macrismo en la Ciudad


Si bien el tango nos dice que "veinte años no es nada" ya pasó una década de gobierno y ejercicio del poder en nuestra Ciudad por parte del macrismo, y parece mucho. Antes de convertirse en una fuerza política, el PRO ya gobernaba nuestra Ciudad de la mano del actual Presidente de la Nación.
Desde aquél lejano 10 de diciembre de 2007 muchas cosas fueron cambiando, nada de shock, todo cambio fue gradual y debidamente acompañado por las distintas fuerzas opositoras de la Ciudad. Sin que nadie pueda hacerse el distraído así ha sido, y ha contado con la inestimable colaboración de Diego Kravetz y Juan Cabandié (cada cual a su turno) siempre en nombre del Frente para la Victoria.
El comienzo de todo fue en una escena muy bien armada por el equipo de comunicación comandado por Durán Barba. Ante las cámaras de televisión, en el Barrio Ramón Carrillo de Villa Soldati, Mauricio Macri anunciaba su candidatura a Jefe de Gobierno allá por 2007. Lo hizo sobre una tarima de madera, que evitaba que sus pies toquen el basural, abrazado a una nena de unos 9 años.
Mientras Macri acariciaba el pelo de la nena, prometía mejoras para el barrio, mayor seguridad y trabajo para todos. Pasaron diez años y en el barrio Ramón Carrillo, donde habitan 15 mil personas aproximadamente, siguen faltando cloacas, electricidad y agua potable y sobra basura que no se retira.
Cuando Mauricio Macri asumía la Jefatura de Gobierno de la Ciudad había tan sólo 12 jueces en lo contencioso administrativo y tributario que, siempre según su propia interpretación, se dedicaban a obstaculizar la gestión de gobierno en la Ciudad. Desde el PRO hablaban de la "judicialización de la política". Esta disputa de Mauricio Macri con los Jueces del Fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad llegó a instancias del Tribunal Superior dónde 5 jueces fueron denunciados por "conflicto de poderes" en lo que toda la oposición política al PRO vio como un intento de disciplinamiento del Poder Judicial.
Recordemos que la importancia del fuero Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad radica en el hecho que interviene en todas las causas en las que una de las partes del juicio es una autoridad administrativa de la Ciudad, un Ministro, Secretario, Jefe de Gobierno, Director General, sin importar la cuestión de que se trate. 
A esta altura, y luego de una década de gestión macrista en la Ciudad, existen 24 Jueces de Primera Instancia, el doble de los Juzgados existentes cuando Mauricio Macri asumió por primera vez la Jefatura de Gobierno. De esa manera, el PRO licuó la influencia de jueces molestos que intentaban realizar el pertinente control de constitucionalidad de los actos de gobierno. 
La de los Subtes y Macri es una historia conocida.


Diez años después, la línea de subte sólo avanzó dos estaciones de la línea H mientras que sufrió groseros aumentos de tarifa. Los diez kilómetros de subte por año mutaron por inauguraciones de distinta índole respecto al transporte público. Desde la peatonalización y el transporte en bicicletas, construyéndose una importante red de ciclovías e instalándose un sistema público de rodados que no estaba dentro de las promesas de 2007 y que, además, no resultó ser una solución al problema de la movilidad en Buenos Aires, ya que apunta más que nada a quienes recorren distancias cortas. Por otra parte, y como si se tratara de la misma cosa, se creó desde el 2010 una serie de carriles exclusivos para colectivos llamados "Metrobus". Desde 2015 existen los corredores operativos: Juan B. Justo, Nueve de Julio, Sur, Cabildo, San Martín y Autopista 25 de Mayo.
¿Qué pasó con los subtes en la década macrista? Nada. Líneas con demoras, cortes de servicio abruptos, horas pico imposibles y proyectos que se alejan cada vez más de una solución real. 
Si hablamos de la importancia que le adjudica la gestión macrista a la Educación en la Ciudad de Buenos Aires, bueno es remitirse al porcentaje del Presupuesto que se le asignó año a año. En 2007, el 28,2% del total del Presupuesto de la Ciudad era destinado a Educación, en 2010 bajó al 27%, en 2014 siguió bajando y significó un 23,9% del total del Presupuesto total. Este año, 2017, el presupuesto destinado a Educación significó un 18,5% de total. La falta de vacantes en establecimientos públicos para educación inicial sigue aumentando año tras año, al igual que las vacantes para educación primaria. Los problemas de infraestructura edilicia continúan y los salarios docentes pierden la batalla contra la inflación.
Bajo la gestión de Mauricio Macri, el Gobierno porteño cuadriplicó la deuda pública. En 2008, cuando asumió su cargo, la deuda porteña alcanzaba a 504 millones de dólares. Después de casi ocho años (dos mandatos), superaba los 2100 millones de dólares y pasó de representar el 1% al 9% del Producto Bruto. En dos años de gestión de Horacio Rodríguez Larreta la deuda pública de la Ciudad alcanza a 3296 millones de dólares, según los datos provistos por la Dirección General de Crédito Público de la Ciudad de Buenos Aires.
Una década de gestión macrista en la Ciudad y el actual Jefe de Gobierno ha previsto un cálculo de gastos totales para el año 2018 de 222.382 millones de pesos. En promedio los vecinos y vecinas de la Ciudad de Buenos Aires pagarán una suba del 20% en concepto de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) y tendrá, dicho aumento, un tope de 23,4%. Para 2018, el Gobierno de la Ciudad no prevé grandes gastos en Metrobus y una casi nula inversión en subtes, se contempla terminar con la extensión del Subte E en 2019 al igual que la conclusión de la estación Facultad de Derecho de la Línea H. 
En 2018, Rodríguez Larreta prevé invertir en "Obras y Mantenimiento en educación" 3.256 millones de pesos y en "Obras y Mantenimiento en Salud" 1.991 millones de pesos. Parece poco para una década de inacción.
Pese a todo lo hasta aquí dicho, hay que señalar que el PRO ha logrado dominar los tres poderes de la Ciudad. El Ejecutivo hace 2 años y luego de 8 años de gestión ininterrumpida. El legislativo, ya que contará con 33 Diputados (sobre un total de 60 diputados y diputadas) que le aseguran el quorum propio para sesionar sin contar con el acuerdo de ninguna otra fuerza política. El judicial dónde controla el Consejo de la Magistratura y en donde el Fuero Contencioso Administrativo ya no es un obstáculo para la gestión de Gobierno porque los magistrados con menos antigüedad en el cargo han abandonado la vieja costumbre del control de constitucionalidad de los actos de gobierno.
Una Ciudad hegemonizada por el PRO en donde la oposición no puede siquiera mostrar nuevas caras, nuevos dirigentes, nuevas ideas. Así como están las cosas, veinte años no serán nada para la construcción de una alternativa de Ciudad y seguirá siendo febril la mirada, errante en las sombras, que busca y que nombra a un dulce recuerdo de una Ciudad que ya no es.
La escenografía está montada, sólo falta terminar la Villa Olímpica en Lugano y decorar sus alrededores, el resto se tapa con globos (blindaje mediático).

domingo, 8 de octubre de 2017

Un día como hoy

Un día como hoy, pero de 1895 en la Ciudad de Lobos, Provincia de Buenos Aires, nacía JUAN DOMINGO PERÓN.

Un día como hoy, pero de 1967 en La Higuera, Bolivia, era ejecutado ERNESTO "CHE" GUEVARA.

El destino los unió en una fecha, 8 de octubre, pero ellos ya estaban unidos en el sueño de la felicidad del Pueblo y la grandeza de la Nación.


CARTA DE PERÓN SOBRE LA MUERTE DEL CHE

Compañeros: con profundo dolor he recibido la noticia de una irreparable perdida para la causa de los pueblos que luchan por su liberación. Quienes hemos abrazado este ideal, nos sentimos hermanados con todos aquellos que en cualquier lugar del mundo y bajo cualquier bandera, luchan contra la injusticia, la miseria y la explotación.

Nos sentimos hermanados con todos los que con valentía y decisión enfrentan la voracidad insaciable del imperialismo, que con la complicidad de las oligarquías apátridas apuntaladas por militares títeres del pentágono mantienen a los pueblos oprimidos.

Hoy ha caído en esa lucha, como un héroe, la figura joven mas extraordinaria que ha dado la revolución en Latinoamérica: ha muerto el Comandante Ernesto Che Guevara. Su muerte me desgarra el alma porque era uno de los nuestros, quizás el mejor: un ejemplo de conducta, desprendimiento, espíritu de sacrificio, renunciamiento. La profunda convicción en la justicia de la causa que abrazó, le dio la fuerza, el valor, el coraje que hoy lo eleva a la categoría de héroe y mártir.

He leído algunos cables que pretenden presentarlo como enemigo del Peronismo. Nada más absurdo. Suponiendo fuera cierto que en 1951 haya estado ligado a un intento golpista, ¿que edad tenía entonces? Yo mismo, siendo un joven oficial, participé del golpe que derrocó al gobierno popular de Hipólito Irigoyen. Yo también en ese momento fui utilizado por la oligarquía.

Lo importante es darse cuenta de esos errores y enmendarlos. ¡Vaya si el Che los enmendó! En 1954, cuando en Guatemala lucha en defensa del gobierno de Jacobo Arbenz ante la prepotente intervención armada de los yanquis, yo personalmente di instrucciones a la Cancillería para que le solucionaran la difícil situación que se le planteaba a ese valiente joven argentino; y fue así como salió hacia México.

Su vida, su epopeya, es el ejemplo más puro en que se deben mirar nuestros jóvenes, los jóvenes de toda América Latina.

No faltaran quienes pretendan empalidecer su figura. El imperialismo temeroso del enorme prestigio que ya había ganado en las masas populares; otros, los que no viven las realidades de nuestros pueblos sojuzgados. Ya me han llegado noticias de que el Partido Comunista Argentino, solapadamente, esta en campaña de desprestigio. No nos debe sorprender ya que siempre se ha caracterizado por marchar a contramano del proceso histórico nacional. Siempre ha estado en contra de los movimientos nacionales y populares. De eso podemos dar fe los peronistas.

La hora de los pueblos ha llegado y las revoluciones nacionales en Latinoamérica son un hecho irreversible. El actual equilibrio será roto porque es infantil pensar que se pueden superar sin revolución las resistencias de las oligarquía y de lo monopolios inversionistas del imperialismo.

Las revoluciones socialistas se tiene que realizar; que cada uno haga la suya, no importa el sello que ella tenga. Por eso y para eso, deben conectarse entre si todos los movimientos nacionales, en la misma forma en que son solidarios entre si los usufructuarios del privilegio.

La mayoría de los gobiernos de América latina no van a resolver los problemas nacionales sencillamente porque no responden a los intereses nacionales. Ante esto, no creo que las expresiones revolucionarias verbales basten. Es necesario entrar a la acción revolucionaria, con base organizativa, con un programa estratégico y tácticas que hagan viable la concreción de la revolución. Y esta tarea, la deben llevar adelante quienes se sientan capaces.

La lucha será dura, pero el triunfo definitivo será de los pueblos. Ellos tendrán la fuerza material circunstancialmente superior a la nuestra; pero nosotros contamos con la extraordinaria fuerza moral que nos da la convicción en la justicia de la causa que abrazamos y la razón histórica que nos asiste.

El Peronismo, consecuente con su tradición y con su lucha, como Movimiento Nacional, Popular y Revolucionario, rinde su homenaje emocionado al idealista, al revolucionario, al Comandante Ernesto Che Guevara, guerrillero argentino muerto en acción empuñando las armas en pos del triunfo de las revoluciones nacionales en Latinoamérica.


Juan Domingo Perón 24 OCTUBRE 1967.

jueves, 7 de septiembre de 2017

Elecciones primarias, grieta y después...


Pasaron las PASO y se vienen las elecciones generales, pero lo que no pasa es la fiebre amarilla en la Ciudad de la Furia. Tras 10 años consecutivos de gestión macrista, el oficialismo porteño arrasó en la elecciones primarias con la obtención del 50% de los votos... Sí, uno de cada dos porteños y porteñas, votó al oficialismo.

Evidentemente, habrá que comprender que para los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires hay un Gobierno y una gestión que posee diversas bondades dignas de ser avaladas, por un lado; mientras que por otro lado, también hay una necesidad de respaldo hacia el Gobierno nacional encabezado por Mauricio Macri que mira con recelo al pasado reciente y que no quiere volver atrás. Una Ciudad que tiene posición tomada respecto de la grieta.

Otra vez la grieta, esa distancia que nos etiqueta de uno u otro lado de la misma y que sólo es producto de la negación de la política misma. Porque aparece la grieta cuando faltan argumentos, cuando la irracionalidad le gana a la racionalidad. Entonces, Tirios y Troyanos repiten chicanas con el único cambio de sujeto y solo dan lugar al odio y a la intolerancia que de a poco nos pueden conducir a acciones violentas. 

Es sabido que las mayorías no odian cuando conquistan derechos, sino que las que odian son las minorías cuando pierden privilegios, y, esa es la razón por la cual no debemos ser instrumento de esa minoría poderosa y concentrada que odia fomentando la grieta en el seno de la sociedad. 

El macrismo necesita una sociedad despolitizada que sólo tome posición a partir del odio y para eso desprestigia a la política y resalta el individualismo como forma de lograr concretar sus sueños. La construcción mediática de la grieta es la manera de enaltecer el individualismo que lo primero que hace es despreciar el reconocimiento de logros colectivos de la sociedad por el falso apotegma de "que vayan a trabajar", como si la generación de nuevos empleos dependiera de la sola voluntad de ir a buscar laburo. Es la grieta la que le da votos al macrismo, por eso, hay que salir de ella.

Ante este escenario, el peronismo debe buscar conectarse nuevamente con la mayoría perdida porque hasta ahora sólo se mira el ombligo y se ha desconectado de la población. La imagen del peronismo porteño festejando que había obtenido un magro 20% pero que había sido elegido como la opción para enfrentar las políticas de ajuste de Macri, sumado al festejo mezquino de que ni Guillermo Moreno, ni Itaí Hagman habían logrado la cantidad necesaria de votos para integrar la lista final de Unidad Porteña son la expresión cabal y acabada de esto de mirarse el ombligo.

Una vez más, el peronismo debe renovarse para ser la fuerza política que supere las divisiones infundadas e irracionales, volviendo a ser el movimiento nacional y popular que luche por una Patria libre, justa y soberana que tenga como objetivo la grandeza de la Patria y la felicidad del pueblo. Para ello, deberá convertirse en un partido político que construya unidad en la diversidad, admitiendo disensos internos y distintas corrientes de opinión dirimiendo liderazgos y candidaturas en elecciones internas o en las Primarias Abiertas y no a dedo.

Para frenar a Macri hace falta más peronismo, que actúe en la más absoluta fidelidad a su doctrina, renovado en su metodología interna, en su programática política y en sus cuadros dirigentes.

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog