martes, 17 de abril de 2018

¿Sería posible imaginar el trabajo cotidiano de los abogados y abogadas particulares sin la existencia de la feria judicial?


El Ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano anunció que el Gobierno Nacional impulsará una reforma para suprimir la feria judicial, el receso de actividades que actualmente se extiende por 45 días. Fue inmediatamente después de que el Presidente de la Nación, Mauricio Macri dijera que "No puede ser que el horario de atención de los Juzgados y la Justicia en general sea hasta las 13:30 horas, o que por 45 días esté suspendido el servicio de Justicia".


Pero el Ministro de Justicia no fue el único que obedientemente respaldara al Presidente a finales del año pasado. Ni lerdo, ni perezoso, el Consejero de la Magistratura de la Ciudad, Juan Pablo Godoy Velez sostuvo en Canal 26: “Me parece muy bueno el proyecto de eliminar la feria judicial”. Godoy Velez representa el pensamiento de la Lista “Seamos el Encuentro de Abogadxs” que une a macristas que pertenecían a Gente de Derecho con ex integrantes de la Lista Cambio Pluralista (radicales) y que llevan como candidata a Presidenta del Colegio Público de Abogados a María del Carmen Besteiro.
¿Sería posible imaginar el trabajo cotidiano de los abogados y abogadas particulares sin la existencia de la feria judicial? No. De ninguna manera, ya que sería imposible litigar para los abogados que no tengan un estudio grande. Los estudios clásicos de uno o dos abogados tienen un problema grande. Si todo el año fuese hábil y ellos quisieran tomarse vacaciones en un momento dado no podrían porque les podría llegar una cédula y les empezaría a correr el plazo procesal, lo que dejaría en estado de indefensión a sus clientes o pupilos procesales.
¿Por qué mencionamos ésta circunstancia? Porque debemos entender que la feria judicial es, además de todo lo sabido, un derecho del abogado. Sucede que, no sólo los abogados, la gente necesita tomarse vacaciones, ya que, resulta que tienen derecho a disfrutar de sus vacaciones y, tienen la "extraña" costumbre de hacerlo en verano (época de feria judicial de enero) que es el momento en el cual sus hijos no asisten al colegio, vale decir, que el resultado es que se van todos al mismo tiempo, incluidos los abogados. Resulta oportuno recordar un viejo proverbio polaco: "Aquel que descansa bien, ha hecho ya la mitad del trabajo".
Tanto los operadores del Poder Judicial como los abogados no somos ajenos a los efectos de la feria. La feria judicial nos ordena la vida, nos sincroniza, pone metas visibles, metas volantes que de otro modo no nos motivarían. El momento de la feria judicial es, cuando todo el mundo se "apura" a plantear, sacar, devolver, tramitar cosas que tenía pendientes.
A los efectos de una mayor ilustración al respecto, es dable mencionar lo que sucede en otros países respecto a la feria judicial. En España la feria judicial se extiende durante el mes de agosto, cuando todos los agentes de tribunales se toman las vacaciones anuales. A nivel regional, Uruguay tiene un régimen igual al de la Argentina. Paraguay, en tanto, sólo suspende la actividad durante el mes de enero. En el caso de Colombia, la feria tiene una extensión de casi 20 días, del 20 de diciembre al 10 de enero.
En Brasil los jueces gozan de dos meses de vacaciones, uno en cada semestre, a lo que se suma una semana de receso del 20 al 30 de diciembre. En el estado norteño de Pernambuco existe además un segundo receso, del 20 al 30 de junio, festividades de San Juan, con lo cual son 80 días de feria en el año.
Mientras tanto, en Italia el receso judicial empieza la última semana de julio y termina la primera semana de septiembre, unas seis semanas. Los magistrados están obligados a tomar las vacaciones en ese período.
Conclusión, no nos encontramos frente a un invento argentino. Segunda conclusión, la eliminación de la feria judicial solo favorece a los grandes estudios que cuentan con numerosos empleados en detrimento de los abogados y abogadas de a pie.
Quien dice que le parece muy bueno el proyecto de eliminación de la feria judicial “no te defiende a vos”, defiende los intereses de los grandes y poderosos estudios jurídicos. No te dejes engañar.
Desde la Mariano Moreno nos oponemos a la eliminación de la feria judicial, ya que entendemos que la misma es, también, un derecho de los abogados y abogadas.

domingo, 1 de abril de 2018

Hora de definiciones en el CPACF y la Justicia de la Ciudad



Los abogados y abogadas matriculados en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal nuevamente somos convocados para renovar a las autoridades y nuestros representantes en el Colegio a través de las urnas. Este año, también somos convocados a renovar los representantes de los abogados y abogadas en el Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires. La cita es el próximo 24 de abril en la sede misma del CPACF.
El Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF), conducido hace una década por Jorge Gabriel Rizzo, y su agrupación “Gente de Derecho”, aliados al PRO, se ha transformado en un comité partidario dispuesto a dar batalla contra la “Democratización de la Justicia” en su momento, y a defender privilegios de Jueces y Juezas en vez de ocuparse de las incumbencias profesionales o de la defensa de los intereses de abogados y abogadas. Muy lejos quedaron los avances gremiales logrados en defensa de los abogados de pie.
En la vereda de enfrente tratan de ubicarse los abogados y abogadas del Partido Radical que conducen la lista “Cambio Pluralista”. De Rizzo no los diferencia su pertenencia a la alianza electoral que encabeza Mauricio Macri, ambos forman parte de “Cambiemos”. Porque se colocan enfrente de la conducción del CPACF, simplemente porque eran ellos quienes conducían anteriormente el Colegio, un Colegio para pocos y de puertas cerradas a los abogados y abogadas de a pie.
Intentan terciar en esta pelea una agrupación de abogados y abogadas que eran parte integrante de “Gente de Derecho” hoy autodenominados “abogados independientes” conducidos por uno de los representantes de los abogados en el Consejo de la Magistratura de la Ciudad electo por la lista del PRO y Gente de Derecho, Juan Pablo Godoy Velez. Conforman estos colegas, una lista que une a ex integrantes de “Gente de Derecho” con ex integrantes de la lista “Cambio Pluralista”. No representan ni un cambio, ni una alternativa en el CPACF y mucho menos en el Consejo de la Magistratura, donde Godoy Vélez es parte del dispositivo de Horacio Rodríguez Larreta para dirigir la Justicia porteña.
Así las cosas, nos encontramos como hace dos años, ante una gran interna de “Cambiemos”, la alianza gubernamental del PRO con la UCR y la Coalición Cívica.
Las y los ABOGADOS PERONISTAS no podemos permanecer inmóviles frente a este escenario que garantiza un Colegio Público cooptado por el macrismo y una Justicia porteña dependiente y obediente a Rodríguez Larreta.
Las y los ABOGADOS PERONISTAS vamos a intervenir en estas elecciones del 24 de abril ratificando la conformación de la LISTA MARIANO MORENO porque tenemos la convicción del deber de oponernos a las políticas del gobierno de Macri que violentan los derechos humanos, laborales y sindicales; que atentan contra la soberanía política y nos someten a las relaciones de poder de intereses extranjeros.
En la LISTA MARIANO MORENO somos abogadas y abogados de a pie, que no pertenecemos a la casta de los grandes Estudios Jurídicos “tradicionales”. Somos las y los que a diario “pateamos” tribunales, siempre en defensa delos derechos de las mayorías populares.
Desde la LISTA MARIANO MORENO proponemos una ley de honorarios digna que nos contenga a todas y a todos, y no para el beneficio de una minoría de grandes Estudios corporativos que encorseta a la mayoría de las y los colegas.
Las y los ABOGADOS PERONISTAS queremos aborto legal y gratuito para que no se mueran más mujeres en nuestra patria. Las y los ABOGADOS PERONISTAS queremos una seguridad democrática, no queremos policías pistoleros que apliquen la pena de muerte en las calles, por eso nos oponemos a la doctrina del gatillo fácil de Macri y Bullrich.
Las y los ABOGADOS PERONISTAS somos la renovación del Colegio Público de Abogados.
Las y los ABOGADOS PERONISTAS somos la democratización del Consejo de la Magistratura de la Ciudad para entre todos y todas lograr una Justicia Independiente.
Las y los ABOGADOS PERONISTAS somos LA MARIANO MORENO

sábado, 27 de enero de 2018

Una nueva Policía de la Ciudad para que nada cambie

Nuestra Ciudad de Buenos Aires no es, ni mucho menos, una ciudad insegura al nivel de otras capitales latinoamericanas. Nadie podrá encontrar en este blog ni alarmismo acerca de la inseguridad, ni demagogia punitiva. Pero sí, hay que hablar de la inseguridad en la Ciudad de la Furia.
Si comparamos a nuestra Buenos Aires con las capitales de la región podemos decir que vivimos en una de las ciudades más seguras. Todo ello, pese a la inacción o falta de políticas adecuadas por parte del Estado local y de la Policía de la Ciudad. Todavía hoy, en 2018 nuestra Ciudad está muy lejos de los estándares de seguridad de los países europeos. 
En estos días, el Gobierno de la Ciudad publicó un escueto y tardío Informe de Estadística Criminal en el que concluyó que durante el primer semestre de 2017 el robo de autos subió un 10,89% con respecto al mismo periodo de 2016. Se tratan de, según datos oficiales, de 193 hechos más: fueron 1.966 denuncias en 2017 contra 1.773 de 2016. 
Del mismo informe elaborado por el Ministerio de Seguridad y Justicia de la Ciudad, surge que en la primera mitad de 2017 se denunciaron en comisarías 4.986 robos cometidos por personas que iban en moto, es decir, 280 hechos más que en el período comparativo anterior, lo que implica un aumento de 5,95%, es decir un pequeño aumento de robos producidos por motochorros.
Mientras que los robos y hurtos contra personas cayeron apenas el 5,27%, pasaron de 57.394 hechos en el primer semestre de 2016 a 54.368 para el mismo período de 2017. Tampoco analizando esta modalidad delictiva surgen grandes cambios.
Un "Informe" que tarda seis meses en salir pese que sólo se trata de recabar la cantidad de denuncias que se reciben en cada comisaría. Nótese aquí algo importante: no son hechos, sino denuncias. Qué quiero decir con esto? Que se tratan solo de los hechos de delitos que se han denunciado, no que se hayan cometido. Claro, me dirán, quién no denuncia cuando es víctima de un delito? Les respondo, cuántas veces no hiciste la denuncia cuando fuiste víctima de un delito? 
No obstante, y ante el frío análisis de los números estadísticos podemos concluir que nada ha cambiado. Nada ha cambiado pese a que Horacio Rodríguez Larreta, mucho marketing y blindaje mediático, cada vez que puede te cuenta cómo va transformando a la policía. Más patrulleros, más tecnología, más y más para que nada cambie.
Nada cambia y nada va a cambiar hasta que no se modifiquen las políticas de seguridad en la Ciudad, ni se modifique una estructura decadente que replica los viejos vicios de la maldita policía de las coimas, los aprietes y los negocios. 
Nada cambia cuando Rodríquez Larreta diseña su nueva Policía de la Ciudad y coloca como primer Jefe a quien a pocos días de asumir (25 de abril de 2017) fuera detenido por la Justicia por la comisión de delitos cuando se encontraba a cargo de la Dirección General de Comisarías de la Policía Federal. El jefe de la Policía de la Ciudad, comisario general José Pedro Potocar fue detenido en el marco de la investigación de hechos de corrupción en la comisaría 35, investigación judicial a cargo del fiscal José María Campagnoli.
El primer Jefe de la Policía Metropolitana creada por Mauricio Macri, "El fino" Palacios también fue detenido, coincidencias de las gestiones PRO.
Para solucionar la acefalía de conducción de la Policía de la Ciudad, Rodríguez Larreta nombró a un hombre de Jorge "el fino" Palacios, Carlos Arturo Kevorkian. Un cambio para que nada cambie...
Esta nueva fuerza policial es conducida por parte de lo peor de la Policía Federal, eso sí, a la hora de reprimir estuvo muy atenta la Policía de la Ciudad. Realizó detenciones ilegales durante las movilizaciones que reclamaban por el caso de Santiago Maldonado y, sobre todo, con represión arbitraria e ilegal incluida, en la movilización en contra de la reforma del sistema previsional. Tampoco dudaron al reprimir a militantes del Partido Obrero por pintar una pared con consignas políticas. La cercanía que tuvo Kevorkian (foto) con los anteriores jefes de la Policía porteña: Jorge Alberto “Fino” Palacios, Osvaldo Chamorro y José Potocar, quienes debieron dejar el cargo por estar implicados en escuchas ilegales, brutales represiones y cobro de coimas, es su carta de presentación ante el PRO.
Los porteños y porteñas tenemos motivos para preocuparnos. Hay un nuevo grupo de hombres y mujeres armados dirigidos por "viejos hombres de la Policía Federal" que se han mostrado muy eficientes a la hora de reprimir y detener a inocentes ciudadanos que se manifestaban pacíficamente por sus ideas pero que se mostraron muy inútiles al momento de disminuir considerablemente los hechos delictivos en la Ciudad.
¿Nos van a empezar a hablar de sensación de inseguridad?

GRACIAS NÉSTOR, FUERZA CRISTINA

Archivo del blog